Hosting en inglés

Registro de dominios

Hosting SSD Wordpress

Cansado de Google y su SEO – ¿Pero que puedo hacer?

En este artículo voy a hablar desde un punto de vista meramente personal, el de una persona que ciertamente está cansada y harta de Google y sus reglas de SEO que dictan lo que es el “buen contenido” y las “buenas prácticas“. Reglas que muchas veces no están claras, ni los mismos expertos en SEO conocen a cabalidad (lo más que hacen es especular) y terminan hundiendo buenos sitios y negocios en el fondo de los resultados, de donde muchos no salen.

Ya hasta está llegando al punto de “exigirle” a los webmasters que instalen certificados SSL en sus sitios, incluso si estos no manejan ningún tipo de transacción económica ni información de sus clientes, como es el caso de las tiendas online. Ciertamente no está exigiendo nada, pero cuando Google dice que será un factor tomado en cuenta para mejorar el posicionamiento de un sitio, es una forma velada de obligarnos.

Mi inspiración fue un artículo que encontré hace poco de un blogger muy valiente que afirma estar cansado de Google y sus reglas arbitrarias y por eso decidió en el 2013 bloquear el tráfico orgánico de Google mediante su archivo robots.txt. Pueden acceder a este artículo por medio del siguiente enlace:

-¿Hola Google? Me cansé de tu tráfico y tus reglas

Es una acción muy valiente, aunque en el caso de esta persona fue una decisión sencilla ya que no vive de su blog y ni siquiera lo tiene monetizado. Para las personas como yo, simplemente esta acción sería un suicidio, y por más que nos gustaría mandar a Google y su SEO al carajo, no podemos hacerlo, económicamente hablando nuestros proyectos morirían, al menos los que dependen del tráfico orgánico. Simplemente Google se ha encargado de convertirse en el gigante de la industria, y quereamos o no tenemos que bailar al son de su música, lo que no impide que en ocasiones protestemos.

Mi caso en detalle

Hace algunos años, tenia un blog sobre Forex bien posicionado, con buenos artículos y demás, el cual me producía buenas ganancias. Escogí bien el dominio, dediqué tiempo y recursos a escribir sobre temas interesantes para esa comunidad. No era para nada el típico blog lleno de reseñas de brokers de Forex cuyo único contenido destacable es hablar bien de las compañías que promocionan y demás. Tenía muchos artículos originales sobre sistemas de trading, teorías de análisis del mercado etc.

Todo muy bien hasta que allá por el 2014, un día el tráfico cayo de un tirón. Cuando consulté los datos de Google Analytics, lo único que vi un bajonazo increible en las visitas. Ese mismo sitio que creció de forma sostenida de 100 a 150, 250, 300 visitas y en aumento, de repente tenía cuando mucho, 40 visitas dirias. No podía creerlo.

Por suerte, no es mi principal sitio en cuanto a tráfico e ingresos, así que no tuve pánico. Me puse a investigar y concluí que el blog probablemente había sido penalizado por alguno de esos animalitos de Google, Panda o Penguin.

Ni hablar dije, si el sitio fue penalizado fue por algo asi que veamos como arreglarlo (en esa época creia en las buenas intenciones de Google). Investigué, consulté amistades con mayores conocimientos sobre SEO y traté de corregir todos los errores.

  1. Busque contenido duplicado interno y externo. No tenía.
  2. Escribí artículos con mayor regularidad y más pulidos, tratando de seguir los consejos de SEO.
  3. Reescribí artículos (aunque estaban bien escritos y con información relevante, de acuerdo a mis lectores), eliminé los que eran “demasiado cortos” (ya saben Google hasta nos dice que extensión deben tener los artículos porque obviamente entre más extensos son “mejores”).
  4. Eliminé enlaces rotos (tenía pocos de todos modos).
  5. Cuidé el uso de palabras clave (nunca use Black Hat Seo de todos modos).
  6. Reduje al mínimo la publicidad (igual tenía poca publicidad al inicio).
  7. Reescribí títulos en muchos artículos para hacerlos más amigables con el SEO.
  8. Cambié el tema del blog.
  9. Finalmente traté de mejorar el perfil de enlaces.

Confieso que en el tema de los enlaces el sitio estaba más limitado. Tenía pocos enlaces de sitios relevantes, pero esto era lógico. Es decir, ¿Como se supone que un sitio de poca antiguedad va a acumular un buen número de enlaces?

En realidad nunca supe cual fue el problema exacto porque Google con su política genial de no decir exactamente que factores toma en cuenta el posicionamiento, hace muy difícil que un sitio pueda determinar la causa de la debacle, menos que esta sea muy evidente.

En mi caso, la causa no era tan evidente. Habían factores que corregir claro, pero nada a simple vista que fuera tan grave para causar una penalización tan fuerte. Incluso consulté a un servicio SEO el cual básicamente me dijo lo mismo que ya sabía. No los culpo, mucho de lo que se escucha sobre SEO y Google son cuando mucho especulaciones.

Sin ir más lejos, a pesar de todos los esfuerzos, no pude levantar el tráfico. Lo más que pude lograr fueron 100 visitas diarias y con eso cualquier sitio está casi muerto. Simplemente me cansé y me dediqué a otros proyectos. El blog está activo pero  no volví a escribir artículos para este sitio.

Una cosa me quedó claro. NUNCA SE DEBE DEPENDER DE GOOGLE. Es demasiado impredecible.

¿Y ahora que?

Ahora que tengo claro que el tráfico orgánico debe ser una entre muchas fuentes de tráfico, tengo como meta tratar de aplicar esta idea en mis otros sitios. No es que voy a dejar el SEO de lado, jamás, Google es y seguirá siendo casi imprescindible ahora y en el futuro cercano, pero voy a diversificar mi tráfico en la medida de lo posible. Seguiré aplicando el SEO en la medida de lo posible, pero sin obsesionarme con él.

Mi sitio principal es www.tecnicasdetrading.com (no incluyo un enlace directo, no vaya a ser que Google me penalice por enlazar un sitio no relacionado con este) tiene Google como fuente principal de tráfico y de las ventas que genera. Esto a la vez me satisfizo y me asustó. Actualmente recibe alrededor de 1500 visitas diarias, un 80% de las cuáles vienen de Google. Eso significa que una penalización de uno de esos animalitos de Google y años de trabajo se van a la basura. Con Internetrcc.com ocurre algo similar, aunque su nivel de tráfico no es tan bueno.

Por eso decidí enfocarme en fuentes alternas de tráfico, incluyendo redes sociales, email marketing, vídeo marketing y similares. ¿Mi meta? Depender lo menos posible de Google. Si algún día pudiera conseguir que solo el 30% o menos del tráfico viniera de Google (una meta utópica lo se) estaría más que contento, ya que sería el día que podría decir: Google, me valen un comino sus algoritmos, actualizaciones y reglas buenas y malas.

Sería bueno recuperar un poco de la libertad que existía antes al escribir un blog. Poder escribir los títulos y los artículos como me de la gana, extensos, cortos o medianos. Dejar de precuparme tanto de aspectos como la densidad de palabras clave, enlaces y otros. También me gustaría poder enlazar mis otros blogs aunque no tengan relación entre sí sin temor de que Google me penalice por ello.

Seamos claros, Google no pone una pistola en la cabeza de nadie para que siga sus reglas, pero todos sabemos que pasa cuando no lo hacemos, aunque nadie sabe realmente cuáles son esas reglas.

¿Como me está yendo?

Anteriormente me enfocaba en SEO y escribir artículos con buen contenido y que pudieran resultar interesantes. Así fue como logré subir el tráfico significativamente en www.tecnicasdetrading.com. Utilizaba las redes sociales como complementos para ganar algo de tráfico pero no eran mi prioridad. Ahora estoy tratando de cambiar las cosas poco a poco.

No tengo mucha experiencia en formas alternas de aumentar el tráfico, pero poco a poco estoy aprendiendo. He aumentado la presencia en redes sociales, incluyendo Facebook y Twitter, aunque todavía no hasta el nivel que me gustaria. Con una serie de prácticas sencillas aumenté los suscriptores de mi newsletter, pasé de 100 a casi 400 en dos meses. No se compara con los sitios que tienen 10000 o más suscriptores, por algo se comienza.

Finalmente, estoy aprovechando todo lo que ofrece Slideshare. He subido varias presentaciones y PDF y eso me ha permitido obtener visitas gratuitas diarias de calidad, con la ventaja de que el material en Slideshare pude ser descargado y compartido. Eso me ha traído como efecto inesperado, más visitas de referencias directas, una fuente de tráfico que muchas veces es olvidada.

Poco a poco, y digo muy poco a poco, estoy reduciendo mi dependencia del tráfico de Google. El sitio sigue dependiendo del tráfico orgánico, pero un poco menos que hace 2-3 meses.

¿Es Google el malo de la película?

Google y sus reglas pueden ser exasperantes, a veces simplemente dan ganas de mandar el SEO al carajo y escribir como queremos. Pero ese es un lujo que no podemos darnos. Google es demasiado grande e importante para decidir simplemente ignorarlo. Además, seamos sinceros, no es su obligación mandarnos tráfico ni sostener nuestros negocios online. Podemos quejarnos todo lo que queramos y pensar que es un monopolio, sus practicas de SEO son injustas, es un destructor de negocios pequeños y demás, pero el asunto es que nada de eso nos sirve.

En vez de quejarnos, lo mejor que podemos hacer es cambiar nuestras prácticas, obesionarnos menos con el SEO y diversificar las fuentes de tráfico. De esta manera, si hacemos algo “malo” de acuerdo a Google, podremos decir: Bueno, el mundo no se acaba.


 

SUSCRÍBETE SIN COSTO ALGUNO A NUESTRO BOLETÍN

Escribe tú correo electrónico:

Recibe contenido de este sitio sin costo alguno en tu e-mail. Solamente enviaremos los últimos artículos de Internetrcc, sin ningún tipo de spam

Web hosting recomendado

alojamiento wordpress

1 comment to Cansado de Google y su SEO – ¿Pero que puedo hacer?

  • Rafael P.

    Desgraciadamente es la realidad que nos toca. Los monopolios siempre son malos y Google es casi un monopolio en lo que respecta a los motores de búsqueda.

    Como dices de nada vale protestar. Lo único que podemos hacer es diversificar nuestras fuentes de tráfico. No queda más. Algún día talvez Google tenga competencia, pero hasta ese momento solo queda aguantar.

Deja un comentario